Programación destacada

Lunes 18 de septiembre / FOX / 9:00 p.m.

Septiembre heroico

Plus

Gran-diosa

Sábado 16 de septiembre / TLC / 8:00 p.m....

El icónico Harrison Ford llega a 75 años de mito incansable

Genio y figura hasta la sepultura. Harrison Ford cumple 75 años este jueves a menos de tres meses de estrenar la secuela de “Blade Runner” y listo para rodar la quinta entrega de Indiana Jones, todo ello tras reactivar con enorme éxito el papel de Han Solo en “Star Wars”.

 
“Yo quiero que ocurra todo. Quiero aprovechar cada oportunidad que se me presenta. He tenido una gran carrera y si hay algo que ha impedido que me duerma en los laureles es el trabajo. No quiero parar”, dijo el en 2013. Por entonces no se había confirmado si estaría en “The Force Awakens”, el séptimo capítulo de “Star Wars”, o si volvería a interpretar al mítico arqueólogo de sombrero y látigo a las órdenes de Steven Spielberg. Pero lo que Ford desea, Hollywood lo pone en marcha.
 
Dos años más tarde, ya presentando “The Force Awakens” (la tercera película de mayor recaudación en la historia), el intérprete charló con Efe sobre la continuación de “Blade Runner”, dirigida por el canadiense Denis Villenueve: “Es un muy buen guión. Realmente no esperaba que apareciera esta secuela, pero es una continuación muy bien diseñada”. “Blade Runner 2049” verá la luz el 6 de octubre y, aunque apenas han trascendido detalles sobre la historia, Ridley Scott, productor de la cinta en esta ocasión, ha asegurado que uno de los grandes debates de la ciencia ficción, el de si Rick Deckard, el personaje de Ford, es un replicante o no, tendrá finalmente respuesta.
 
“De una manera u otra, se revelará”, afirmó en declaraciones al portal IGN. Para más adelante queda “Indiana Jones 5”, aún sin título oficial, que llegará a las salas el 10 de julio de 2020, casi un año después de lo previsto, ya que anteriormente se anunció que se estrenaría el 19 de julio de 2019. Los filmes anteriores de la franquicia fueron “Raiders of the Lost Ark” (1981), “Indiana Jones and the Temple of Doom” (1984), “Indiana Jones and the Last Crusade” (1989) e “Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull” (2008).
 
Esas películas recaudaron en total 2.000 millones de dólares en cines. Kathleen Kennedy (presidenta de Lucasfilm) y su esposo, Frank Marshall (“The Sixth Sense”, “Jurassic World”, la saga “Jason Bourne”), serán los productores de la nueva cinta. La inmersión crepuscular de Ford en sus personajes clásicos comenzó a darse tras más de una década de proyectos fallidos (“Cowboys & Aliens”, “Paranoia”) o que pasaron prácticamente inadvertidos (“Hollywood Homicide”, “Firewall”, “Crossing Over”).
 
Ese periodo también incluyó el lanzamiento de “Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull” (2008), la entrega más vilipendiada de la franquicia, pero también la más exitosa, con casi 800 millones de dólares en todo el mundo. Ford será casi octogenario cuando la quinta parte llegue a los cines y por el momento se desconoce si su Indy seguirá siendo, a duras penas, un héroe de acción, o si pasará a un segundo plano, con frases sabias e irónicas como las de Sean Connery en la tercera entrega.
 
“Harrison Ford puede encarnar a Indiana Jones hasta los 90”, afirmó Steven Spielberg a Efe en 2011. Sea como fuere, el actor es consciente de que su legado estará siempre asociado al cine de acción y aventuras, un género al que llegó de casualidad al conocer a George Lucas durante las audiciones para “Star Wars” mientras trabajaba como carpintero. Durante mediados de la década de 1980 y comienzos de los 90 firmó algunas de sus mejores actuaciones en obras como “Witness” -por la que recibió su única candidatura al Óscar-, “Presumed Innocent”, “Regarding Henry” o “The Fugitive”.
 
Pero su objetivo siempre fue conquistar al público, ya fuera en la piel del analista de la CIA Jack Ryan (“Patriot Games” y “Clear and Present Danger”) o combatiendo a terroristas rusos en la piel del mismísimo presidente de EE.UU. (“Air Force One”), mientras en el terreno personal disfruta de su familia en las montañas de Wyoming. Y también surcando los cielos, con algún sobresalto incluido a pesar de ser un experimentado piloto y amante de la aviación.
 
En febrero aterrizó su avioneta en una pista equivocada pasando por encima de un avión de pasajeros en Orange County, y en 2015 se estrelló en un campo de golf cercano al aeropuerto de Santa Mónica, lo que le produjo fracturas en el tobillo y la pelvis. “Mi amor por el cielo es mucho más grande que cualquier susto que me lleve”, dijo Ford a Efe tras aquel incidente.
 
EFE / Fotografía: Google 
 

PELÍCULAS RECOMENDADAS PARA ESTA SEMANA