Programación destacada

Viernes 17 / CINECANAL / 8:00 p.m

Septiembre heroico

Plus

Gran-diosa

Sábado 18 de noviembre / 8:00 p.m. / DISCOVERY TRAVEL AND LIVING...

Omar Chaparro: “En ‘Compadres’ no queríamos un héroe alto y de ojos azules”

omarPRINCIPAL

Aunque el público le conoce sobre todo por sus papeles de comedia, el actor mexicano Omar Chaparro ha dado un giro a su carrera al protagonizar “Compadres”, un filme de acción, con dosis de humor, y en el que buscó salir de los esquemas y corsés tradicionales del héroe de Hollywood.

“Traté de darle complejidad para que no fuera superficial y fuera a caer en los estereotipos del héroe de acción gringo. No es feo, pero es un chaparro y creo que es un valor. Quería que la gente realmente se lo creyera, pues un policía mexicano no es un güey alto y de ojos azules, ¿no?”, dijo Chaparro en una entrevista concedida a Efe.

“El prototipo (del mexicano) es moreno y chaparro, como yo. Entonces, creo que el público que fue a la película disfrutó de esa parte: ver a un héroe real, auténtico, que no es un robot, que recibe sus golpes, que se levanta, que sabe defenderse, pero que también es torpe”, añadió el actor.

“Compadres”, que se estrenará el 22 de abril en Estados Unidos después de obtener un notable éxito en los cines mexicanos, aspira, según Chaparro, a ser una cinta “entretenida” y que tenga “cierta calidad”, a imagen y semejanza de las grandes producciones internacionales.

“Es una película que se ve grande, se siente grande, se siente de Hollywood. Y es un gran logro teniendo en cuenta que es una película que cuesta veinte, treinta o cien veces menos que una película de Hollywood”, argumentó el intérprete.

Dirigida por el cineasta Enrique Begne (“Busco novio para mi mujer”), “Compadres” relata la historia de un policía mexicano (Chaparro) y un joven pirata informático estadounidense (Joey Morgan) que deberán unir sus fuerzas para derrotar a un peligroso narcotraficante.

En su camino se cruzarán con policías corruptos y criminales de toda clase mientras. Poco a poco construyen una insospechada amistad entre dos personas de mundos casi contrarios. El reparto de “Compadres”, compuesto por actores mexicanos y estadounidenses, lo completan Aislinn Derbez, Camila Sodi, Eric Roberts y Kevin Pollak.

Omar Chaparro (Chihuahua, México, 1974) definió a su personaje, Garza, como un “hombre duro” y “complejo”, que heredó de su padre, fallecido en acto de servicio, la “honestidad” y “el ser incorruptible” a la hora de hacer justicia. Por otro lado, subrayó que la diferencia entre trabajar para el cine o la televisión es como “bajarle el volumen” a la interpretación.

“Hacer personajes en la televisión, que a veces caen incluso en la farsa, me ha ayudado a agrandar mi abanico de matices (…). El cine, que me encanta, es mucho más sutil, suave, mesurado y también real”, indicó.

“Creo que lejos de perjudicarme todo lo que he hecho con anterioridad (en la televisión), de vestirme de anciana, de viejita, de niño, me ha ayudado a explorar. Ha sido como un laboratorio en el que me siento muy cómodo”, dijo.

Chaparro también abordó los nexos y diferencias entre mexicanos y estadounidenses, una temática muy presente en la película, y consideró que “las relaciones más bonitas son las de los polos opuestos”, que “rompen” los “tabúes y paradigmas”.

“El choque cultural, si lo abrazas con la mente abierta y, sobre todo, con el corazón abierto, entonces pueden suceder cosas bien bonitas”, opinó.

Asimismo, Chaparro aseguró que la grandeza de Estados Unidos se sostiene sobre “la diversidad” y, por ello, mostró su preocupación porque personas como el magnate Donald Trump, que lidera la carrera republicana hacia la candidatura a la Presidencia de EE.UU. con un discurso xenófobo, puedan “desprestigiar y sabotear” esa “riqueza”. En este sentido, apostó porque los latinos se hagan presentes votando en contra de ese tipo de ideas, “levantando la voz”, y sintiéndose “orgullosos” de lo que son y de sus raíces. Alternando la música, el cine y la televisión, Chaparro señaló que trata de abarcar todas las disciplinas posibles para no quedarse “con las ganas de nada”.

“Creo que me ha ayudado el haber trabajado en tantas cosas desde que era puberto. Ayudante de cocina, taquero, repartidor de pizzas… Todo eso me ha nutrido y no me quedo con ganas de hacer nada”, aseguró.

Con esa premisa, y ya sea en una comedia, un drama o “haciendo de villano”, lo que Chaparro pretende es hacer “películas bonitas que cuenten historias interesantes”, sea donde sea. “Si (el filme) es en Hollywood, me encantaría, pero si la película me la ofrecen en Marruecos y está interesante, también me voy para allá”, afirmó. EFE

PELÍCULAS RECOMENDADAS PARA ESTA SEMANA